Por qué YouTube puede atraer clientes a tu clínica

Ya debes saber que el contenido es fundamental para la web de tu clínica. Seguro que has incorporado una estrategia de marketing de contenidos que te está ayudando a posicionar, pero aun así necesitas atraer más potenciales clientes. Y una de las mejores opciones, con las que incluso podrás reciclar información, es YouTube.

Puede que pienses que YouTube no es precisamente la red social que más te puede ayudar con tus objetivos de aumento de tráfico. Quizá hayas pensado que tus potenciales clientes pasan más tiempo en Facebook y Twitter. No obstante, debes saber que esta plataforma es el segundo buscador más importante, sólo por detrás de las búsquedas realizadas en Google.

Entonces, ¿cómo te puede ayudar? Descúbrelo a continuación:

Los videos generan un mayor engagement

Es indiscutible que hoy el formato de contenido más consumido es el vídeo. Pero no sólo eso, sino que es también el formato que más te puede ayudar a generar confianza y engagement entre los potenciales consumidores de tu clínica.

Si no lo crees, es suficiente con que analices qué tipo de contenido suele tener más alcance en las redes sociales favoritas de los usuarios. El vídeo, ¿verdad? De hecho, según YouTube, cada día más de un billón de usuarios consumen contenido en la plataforma. Es decir, un tercio de todos los usuarios que navegan en Internet.

Por esta razón, cada vez más empresas crean contenido en vídeo para YouTube con fines comerciales. Estos son los negocios que entienden el cambio de conducta en el tipo de consumo de información que hacen los usuarios. Una iniciativa, que a medio plazo puede reportar un aumento de tráfico, lo que para tu clínica significaría un aumento de clientes potenciales.

Te explicamos de otro modo por qué los vídeos generan un mayor engagement.

Seguro que una de las secciones en tu web con más visitas y mejor conversión, si es que la has incluido, corresponde a los casos de éxito o casos clínicos reales, ¿verdad? Siempre se ha dicho que una imagen vale más que mil palabras y en el caso de tu clínica, mostrar las evidencias del antes y después de un paciente genera un gran impacto.

Ahora bien, te imaginas que pudieras incluir testimonios, explicaciones y demostraciones de tu trabajo de una forma profesional en YouTube. Obviamente necesitarías el permiso de los pacientes, pero estos siempre pueden optar por mantener su nombre en anonimato.

Piensa que los usuarios consumen contenido en YouTube porque en esta plataforma pueden encontrar respuesta e instrucciones a dudas específicas. Si con tu contenido en formato vídeo puedes solventar estas dudas, el impacto que generes será aún mayor.

YouTube es una plataforma que crece día a día

Cada vez más usuarios invierten su tiempo en YouTube. Es decir, renuncian al tiempo que pasan viendo la televisión para invertirlo en esta red social. De hecho, las estadísticas dicen que el 60% de los usuarios prefieren las plataformas de vídeo online que la televisión.

Crecimiento YouTube por año

Por esta razón, se puede afirmar que YouTube crece día a día, contando con 2.2 billones de usuarios activos cada mes. Mientras que Facebook va creciendo en usuarios un 13% cada año, desde el verano de 2017 YouTube ha crecido un 20%. Es decir, tu tasa de crecimiento casi duplica la de Facebook.

Además, los usuarios de Facebook pasan de media poco más de 25 minutos al día en consumiendo contenido en esta red, mientras que en YouTube la media supera la hora solo desde la aplicación móvil.

YouTube es una herramienta rentable

Con el fin de aumentar el tráfico de tu web, muy probablemente estés invirtiendo tu presupuesto en SEM, es decir, en SEO y AdWords. Quizá incluso dentro de tu estrategia, además del marketing de contenido tengas en cuenta el marketing en redes sociales y puede que también Facebook Ads.

Éste es un gasto considerable. Si bien promover tu negocio requiere invertir en estrategias de marketing efectivas, por suerte, con un presupuesto relativamente pequeño, se puede trabajar el contenido en YouTube.

Para ello, debería quedar patente que los vídeos de tu negocio tratan de ayudar a tus potenciales clientes, a resolver sus dudas y satisfacer sus necesidades de información relevante. Y sí, las imágenes deberán ser nítidas y el audio claro, pero principalmente deberás mostrar el valor que puedes generar con tu contenido.

Por ejemplo, como ya hablamos en una ocasión, podrías realizar talleres online si fueran oportunos con los servicios que ofreces. Talleres con vídeos que te permitieran educar a tus potenciales consumidores.

Los videos mejoran el posicionamiento

De acuerdo con netmarketshare, el 72.47% usan Google como motor de búsqueda en Internet. Como seguro que ya sabes, YouTube pertenece a Google y por ello posicionar en esta plataforma social, te ayudará a posicionar en Google, porque éste valora cuando usas sus herramientas para generar contenido de valor para tus usuarios.

Para mejorar le efectividad de los vídeos existen ciertas prácticas SEO para YouTube:

1. Incluye un título y descripciones detalladas para cada video.

Asegúrate de incluir keywords relevantes, relacionadas con el contenido en el título del vídeo y escribe una descripción relevante, relacionada con el vídeo. Como hemos dicho al principio de la publicación, un vídeo te permite reciclar contenido. Que debas trabajar una descripción detallada no significa que no puedas reutilizar contenido que ya has incluido en tu web.

Pero recuerda que puesto que los vídeos de YouTube también se pueden encontrar a través de los resultados que ofrece Google tras una búsqueda, tiene sentido que tanto el copy del título como el de la descripción estén trabajados con palabras clave contextuales, es decir, que hagan referencia a la información que ofreces y que buscan los usuarios.

2. Incluye tus vídeos en listas de reproducción temáticas.

Además de subir tus vídeos en tu canal de YouTube con el fin de conseguir mover más tráfico a tu web, estos se deben incluir en listas de reproducción (listas de videos seleccionados). De hecho, esta práctica puede tener un impacto mayor que la propia creación de vídeos.

Piensa que del mismo modo que muchas personas organizan sus canciones favoritas, las listas de reproducción se basan en temáticas comunes. Cuando un usuario se interesa por temáticas relativas la salud y estética, puede ser más fácilmente alcanzado.

No sólo aumentas las probabilidades de que vean tu video porque sea más fácil de encontrar al estar vinculado a una tema, sino que también podrá aumentar el tiempo de participación y la duración de la reproducción del mismo.

3. Comparte tus vídeos en otros canales.

El contenido es reciclable, ya lo hemos dicho. Y, ¿por qué no aprovecharlo? Por esta razón también puedes compartir tus vídeos no sólo en tus otras redes sociales, sino también en tu canal principal: la web.

Ya sean vídeos de casos clínicos o testimoniales, o video-talleres para explicar a tus potenciales pacientes ciertas metodologías o técnicas nuevas, alojarlos en tu web implica tener más posibilidades de posicionamiento.

Duplica las primeras visitas de tu clínica