Logo-Amara-Horizontal
    EN

    |

    ES
    CONSULTA GRATUITA
    Logo-Amara-Horizontal
    CONSULTA GRATUITA
    Ico-Abrir

    Content marketing | Online Strategy

    12 min de lectura

    Internal retargeting. Cómo se mueve un visitante en tu website.

    Escrito por: Mar Reguant

    ¿Has oído hablar del retargeting interno? Es una estrategia de marketing digital que busca convertir al usuario antes...

    Si todavía no te había quedado clara la importancia de contar con un CRM que te dé todos los datos posibles de los visitantes de tu website, hoy no te quedarás indiferente. Automatizar el marketing de tu web es posible y casi casi una obligación en los tiempos que corren.

    ¿Cuál es el objetivo de tu website? La conversión. Y con conversión no nos referimos sólo a vender un producto o servicio online. Una conversión también puede ser la descarga de un documento, la suscripción a una newsletter o rellenar un formulario. Los objetivos los pones tú.

    Imagínate que un usuario está navegando por tu website. Se interesa por unos contenidos en concreto y pasa muy rápido por otros porque no le interesan. ¿Cómo puedes saber tú todo esto? Exacto, a través de gestores de información que te indiquen qué contenidos está consultando ese visitante, en cuáles se detiene más tiempo e incluso dónde hace clic o por encima de qué elementos pasa el ratón.

    De esta manera, antes de que ese visitante abandone tu web ya sabrás en qué está interesado y, por lo tanto, podrás ofrecerle contenido relevante en el mismo momento, antes de perderlo para siempre. Esto es lo que llamamos retargeting interno.

     

    Menos tráfico y más conversión

    Muchas empresas buscan, por encima de todo, aumentar su tráfico mes a mes. Y a veces, simplemente, ya han conseguido el tráfico de su público ideal. Y ahora lo que tienen que hacer es conseguir que este target que ya está interesado en su web o en su blog convierta. ¿Cómo? Ofreciéndole contenido más especializado y, sobre todo, encontrando el momento idóneo para hacerlo.

    Pongamos un ejemplo práctico. Un usuario está viendo una página donde ofreces una guía paso a paso sobre restauración de muebles vintage. A través de la monitorización sabemos que a ese usuario le ha interesado este producto, pues se ha entretenido a leerlo, ha clicado sobre ‘más información’, etc. Pero, finalmente se va de esta página y sigue navegando por otras. ¿Por qué?

    En este momento debemos indicarle a nuestro CRM que active un flujo de trabajo (o workflow) para todos estos usuarios que, habiéndose interesado en nuestro contenido descargable, finalmente no han dado el paso final a la conversión.

    Lo que el CRM puede activar en ese momento es, por ejemplo, un mensaje pop-up con más información respecto al contenido. Por ejemplo, un video-resumen con la guía paso a paso. Que el usuario tenga un primer contacto con lo que se encontrará en el contenido que queremos que descargue, que vea que se trata de un contenido de calidad y que tenga ganas de saber más.

    Si conseguimos que vuelva a la página anterior y haga la descarga, nuestro retargeting interno habrá tenido éxito.

     

    La monitorización es un aspecto clave para tu website.

    Otras ventajas de la monitorización más allá de la conversión

    La conversión no es la única ventaja que podemos aprovechar de la monitorización. Si sabemos cómo se comporta un usuario al navegar por nuestro website, conoceremos nuestros puntos fuertes y débiles. ¿Por qué esta página no convierte? Esta otra página parece tener mucho éxito, entonces, ¿por qué no incluir un call-to-action (CTA) que redirija al usuario a una Landing-Page (página de destino)?

    Cuanto más sepas sobre tus visitantes, más fácil será convertirlos en leads y, finalmente, en clientes.

     

    Diferencia entre retargeting y retargeting interno

    El retargeting es la técnica que consiste en intentar impactar y convertir a un usuario que previamente se ha interesado por un producto o contenido de nuestra web. La diferencia clave entre el retargeting y el internal retargeting es que el primero suele darse ya fuera de nuestro website.

    Por ejemplo, un usuario entra en nuestra web donde vendemos zapatos hechos a mano. Añade unos zapatos al carrito de compra pero, finalmente, se va de nuestra web sin finalizar el pago. Entonces, nosotros habremos programado que a esa persona le aparezca, por ejemplo, en Facebook un anuncio de nuestros zapatos y, además, con un 10% de descuento.

    La diferencia, entonces, radica en que en el retargeting perdemos al visitante de nuestra web y tenemos que conseguir que vuelva y termine la compra. En cambio, el internal retargeting re-impacta al usuario cuando aún está en nuestro website, aumentando de esta manera nuestras posibilidades.

     

    Tu diagnóstico gratis en 30 Minutos

    Artículos relacionados

    Visita nuestra página de Academy y descarga los recursos que más te interesen

    seo | website |

    Tag canonical, el aliado SEO a tu alcance

    ¿Qué es un tag canonical?

    La etiqueta canónica ha sido soportada por los principales motores de...

    content-marketing | strategy | seo |

    ¿Por qué es importante el sitemap de tu empresa de tecnología?

    1. ¿Por qué un sitemap es fundamental para tu website?

    Un mapa del sitio que se construya con ...