Logo-Amara-Horizontal
    EN

    |

    ES
    CONSULTA GRATUITA
    Logo-Amara-Horizontal
    CONSULTA GRATUITA
    Ico-Abrir

    Ahorra tiempo en la creación de contenidos. ¡Necesitas un plan!

    Escrito por: Cristina García

    Cuando creas contenidos tienes que tener muy presente que un plan es lo único que te mantendrá enfocado en tus...

    Ya sabes lo importante que es el contenido, hemos hablado de ello en varias ocasiones. El contenido es el combustible de tu web, de tu blog, de tus redes sociales, de tus emails, etc. Me sigues, ¿no? Puedes tener un vehículo muy potente, pero sin este combustible no te llevará a ningún lado.

    Y aunque ya sabes esto, tienes listas tus keywords, preparados tus temas y ya sabes cuáles serán algunos de los títulos de tus publicaciones, te falta algo. Planificar tus contenidos.

     

    ¿Por qué es importante un plan de contenidos?

     

    Podrías pasarte horas creando contenido, pero no sería muy rentable para tu empresa, ¿no? Cuando creas contenido tienes que tener muy presente que un plan es lo único que te mantendrá organizado, ágil a la hora de reaccionar ante cambios de última hora y proactivo.

    Las contribuciones de contenido tienen que ser constantes para mantener la salud de tu web y estar organizado es lo que te permitirá poder alcanzar los objetivos de tu campaña de contenido, que a su vez tienen que ver con los objetivos de tu pyme. Recuerda que para que tu vehículo funcione, no es suficiente con llenar el depósito una sola vez.

    Además, un plan te dará la habilidad de contar tu historia de manera más eficiente, teniendo en cuenta el rol de tu audiencia (dentro del embudo de marketing) durante su ciclo de compra como consumidores, es decir, el buyer’s journey.

     

    ¿Cómo haces un plan de contenidos?

     

    Hay tres pasos que tienes que tener en cuenta:

     

    1. Establecer cuáles son tus objetivos de marketing

    Establecer cuáles son los objetivos de tu estrategia de marketing de contenidos te permitirá tener visión a largo plazo de tu proyecto y más motivación a corto. Tener tus objetivos claros en todo momento te ayudará a organizarte, rentabilizando tus esfuerzos y recursos cuando crees contenido. Y recuerda que tus objetivos tienen que ser SMART: Specific (específicos), Measurable (medibles), Attainable (alcanzables), Realistic (realistas), Timely (con una duración limitada).

    Así pues, cada pieza de contenido tiene que tener un objetivo de marketing que a su vez esté directamente relacionado con los objetivos de tu empresa. Es como si tuvieras un mapa con la ruta trazada. Bueno… como si utilizaras Google Maps para ir de un punto A a un punto B. Te interesará ir por el camino más corto, pero habrá veces en las que encuentres más tráfico o alguna otra dificultad. Siempre que tengas en cuenta que debes llegar al punto B, tu objetivo, podrás decidir de forma ágil cómo actuar.

     

    2. Realizar una auditoría de contenido

    El segundo paso de un plan de contenidos es realizar una auditoría. ¿Y qué implica realizar una auditoría de contenidos? Evaluar la iniciativa y los activos de tu empresa. El objetivo en este caso es identificar todo el material que tienes a tu disposición e identificar si hay fugas u oportunidades que no habías visto en tu estrategia. En este caso podríamos decir que es como revisar tu vehículo antes de pasar la ITV. A lo mejor todo está bien, pero podría faltarte revisar el aceite.

    Saber dónde y cuánto contenido tiene tu empresa puede suponer ahorrar horas en la creación de contenido nuevo. Cuando lo tengas, recuerda registrarlo por tema y formato; el canal en el que está (web, blog); a quién se dirige (audiencia, buyer persona); en qué estado del ciclo de compra o buyer’s journey se encuentra (exploración, consideración, decisión), etc. Toda aquella información que pueda ser de ayuda para tu empresa.

     

    3. Identificar los estados del embudo de marketing

    Este paso es uno de los imprescindibles en cualquier estrategia y planificación de contenido. Tienes que tener claro en qué estado del marketing funnel y del buyer’s journey se encuentra tu buyer persona. Hemos hablado muchas veces de qué significa un buyer persona, pero si no lo recuerdas te refrescamos la memoria.

    Los buyer persona (compradores) son representaciones de potenciales clientes para tu empresa. Cuando decimos representaciones, queremos decir que le damos nombre y que los identificamos con información socio-demográfica y de interés según sea el sector en el que trabaja tu empresa. Estas representaciones nos permiten segmentar, personalizar el contenido y dirigirlo de una forma más profesionalizada.

    Y dirigir el contenido implica saber en qué estado del buyer’s journey se encuentra este potencial comprador e identificarlo en el embudo de marketing:

    • En la etapa de exploración, hablaríamos de que las visitas y después los leads (del marketing funnel) buscan contenido para identificar un problema y posiblemente se hayan suscrito a tu newletter, etc.
    • En la etapa de consideración, una vez que saben cuál es su problema, buscan información sobre las distintas soluciones. Conforme consumen más información, podemos decir que estos contactos son leads cualificados para marketing (MQL) o leads cualificados para ventas (SQL). Estos son básicamente leads (del marketing funnel) con más conocimiento sobre un tema relevante del que estás aportando información. Los primeros necesitarán más información de soluciones, los segundos empezarán a sopesar sus alternativas.
    • En la etapa de decisión, el contenido que ofreces ya si está relacionado con tus productos o servicios y las oportunidades (del marketing funnel) están próximas a convertirse en clientes.

    Como ves hay una estrecha relación entre el buyer’s journey y el marketing funnel tradicional y es importante para planificar qué contenido le das en cada momento a tu potencial cliente.

     

    Una vez que tienes toda esta información debes registrarla. Y una hoja Excel será tu mejor amiga. Anota tus objetivos, el deadline, el contenido que puede apoyar a tus objetivos y que has sacado de la auditoría. Anota cómo vas a reutilizar este contenido, qué nuevas piezas vas a realizar sin olvidar tus nuevas keywords y el SEO. Dónde irán estas piezas de contenido (en qué canales) y en qué formato. Anota sobre todo para quién realizarás ese contenido (buyer persona) y divídelo según el marketing funnel y el buyer’s journey.

    Plantillas Hubspot para pymes

    Artículos relacionados

    Visita nuestra página de Academy y descarga los recursos que más te interesen

    seo | website |

    Tag canonical, el aliado SEO a tu alcance

    ¿Qué es un tag canonical?

    La etiqueta canónica ha sido soportada por los principales motores de...

    content-marketing | strategy | seo |

    ¿Por qué es importante el sitemap de tu empresa de tecnología?

    1. ¿Por qué un sitemap es fundamental para tu website?

    Un mapa del sitio que se construya con ...