Logo-Amara-Horizontal
    EN

    |

    ES
    CONSULTA GRATUITA
    Logo-Amara-Horizontal
    CONSULTA GRATUITA
    Ico-Abrir

    Marketing Online | Online Strategy

    7 min de lectura

    ¿Qué es el test A/B y cómo puede ayudar a tu website?

    Escrito por: Paula Ortiz

    Empieza un nuevo año y con él una nueva época llena de desafíos para las empresas. ¿Cuáles son tus retos para el 2019? Si uno de ellos es trabajar en un nuevo diseño para tu sitio web, o quieres aumentar el impacto de tu estrategia online en tus prospectos, te queremos presentar una práctica que te será de mucha ayuda para conseguir uno o ambos objetivos. Todo ello empleando tus recursos actuales. Sí, es posible mejorar tu tasa de conversión y causar un mayor impacto en tus clientes, y a la vez evitar mayores gastos económicos gracias al test A/B.

    1. ¿Qué es el test A/B?

    Una de las preocupaciones que surgen a la hora de diseñar un nuevo sitio web es dar con el diseño que atraiga con éxito a los prospectos. Es cierto que hay que tener en cuenta factores como las tendencias actuales de diseño web y los propios objetivos a cumplir para tu empresa, pero no puede quedarse atrás el factor esencial para el éxito de un website: las actitudes de los usuarios al navegar por tu sitio web. Aunque no exista una fórmula perfecta en marketing, sí que podemos dar con una estrategia ideal para el momento adecuado si tenemos en cuenta la experiencia de los usuarios.

    ¿Y cómo conocer la actitud de tus clientes al visitar tu website? Básicamente estudiando los elementos que les llaman más la atención. Datos como la tasa de conversión y el periodo de tiempo de visualización del sitio web te ayudarán a descubrir que hay características de tu website que son más atractivas para tus clientes potenciales que otros detalles del sitio web. Por ejemplo: la selección de colores, el diseño de los CTAs, la estructura y el contenido de tu copy, entre otros. En efecto, elementos tan simples como las palabras y los colores pueden marcar una gran diferencia.

    Eso es lo que te ayuda a descubrir el test A/B. Esta práctica consiste en la elaboración de dos versiones de un mismo elemento con una simple diferenciación, con la finalidad de poner ambas a prueba y descubrir qué versión del elemento genera mejores resultados. Ya puedes imaginar que esta información puede serte de gran ayuda: si conoces los elementos más atractivos para tus clientes, lograrás mejorar tu método para guiarlos hacia el proceso de conversión. Sin duda un método ideal para dar con lo que llama más la atención de tus clientes, y aprovecharlo para lanzar campañas en el momento adecuado.

    SESIÓN DE CONSULTORIA GRATUITA En 30 minutos damos solución a tu reto 

    2. ¿Cómo y por qué realizarlo?

    Esta metodología es muy sencilla, pero con tal de que se realice con éxito, tendrás que tener paciencia y organizar tus recursos y tu tiempo para realizar un seguimiento en profundidad del test. Aunque se pueden llevar a cabo tests en cualquier momento, en cada uno de ellos debe realizarse un único cambio entre las variantes. Si tu marca tiene más de un color, puede ser un test interesante emplearlos para diseñar tus CTAs y comprobar cuál de ellos recibe mayor número de clicks, por ejemplo.

    Si elaboras dos versiones con un gran número de diferentes será complicado dar con el elemento que resulta más efectivo entre las dos opciones. Partiendo de una única diferencia lograrás encontrar cuál es la versión que resulta más atractiva para los usuarios y, posteriormente, empezar a mejorar tu guía hacia el proceso de conversión.

    Ahora que ya sabes que es mejor no precipitarse, estos son los pasos que se deben seguir para realizar un test A/B:

    Define el objetivo de tu experimento

    Este test está guiado hacia tu estrategia de marketing, así que no supondrá una influencia directa en tus ventas. Sin embargo, sí que te ayudará a mejorar datos relacionadas con ellas, como es la tasa de conversión.

    Establece los parámetros para el estudio

    Teniendo en cuenta tu número de clientes y los objetivos que deseas cumplir, establece un límite temporal. Se debe dejar pasar un tiempo para que los usuarios interactúen con los elementos de tu website, pero es importante que no se prolongue mucho en el tiempo, con tal de poder analizar detenidamente las reacciones de los usuarios a los elementos.

    Escoge un elemento a editar

    Es hora de decidir cuál será el elemento protagonista de este experimento: un color, un formato, un texto, una imagen, un vídeo, una estructura… Como puedes ver, puedes experimentar con cualquier detalle. Este elemento se puede aplicar y analizar en cualquier estrategia que quieras poner a prueba, como pueden ser tus campañas de email, tus landing pages o tus anuncios. Pero recuerda: pon a prueba un único elemento en cada test A/B.

    Lánzalo a tus clientes

    Si tienes más de una clase de clientes, ten muy en cuenta sus intereses a la hora de llevar a cabo la prueba, y asegúrate de lanzar las versiones en la dirección correcta. Tus clientes pueden responder de diferentes formas al experimento, y eso te dará una importante pista para guiarte mejor en las estrategias enfocadas a cada uno de tus grupos de prospectos.

    Analiza los resultados

    Una vez haya pasado el tiempo que has establecido para el experimento, estudia los resultados de la prueba. Si observas que una de las versiones ha obtenido más reacciones por parte de tus clientes, ese será el elemento que te ayudará a guiarlos mejor hacia el proceso de conversión.

     

    aplicar-test-ab-online

    Fuente: Flickr (CC BY 2.0) Marco Verch

    3. Aplica el test A/B en tus campañas online

    Esta magnífica práctica se puede desarrollar en las diferentes campañas online que desees poner en marcha. Cómo no, dónde y cuándo desees realizar este experimento depende de los objetivos actuales de tu empresa. No existen límites para la creatividad, así que ¡anímate a experimentar y sorprende a tus clientes!

    Website

    En tu sitio web se pueden realizar diferentes experimentos, desde la propia estructura de los contenidos hasta la presentación de los llamados a la acción. Evidentemente si los usuarios visitan tu sitio web es porque están interesados en tu contenido, y no en encontrar botones increíblemente llamativos rogándole que se suscriban. Tanto el diseño web de tu negocio como la colocación correcta de CTAs puede ayudarte a aumentar tu tasa de conversión, y es por eso que es tan importante conocer qué atrapa a los usuarios en tu sitio web; el test te puede señalar qué elementos son los más efectivos, para que guíes mejor a los prospectos hacia la etapa de conversión.

    Landing pages

    Esta página es una de las que obtiene mayores beneficios tras un test A/B, y seguro que te interesará saber por qué. Según un estudio de HubSpot, realizar este experimiento en una landing page puede suponer un aumento de captación de leads preparados para la venta de un 30% hasta el 40% de un negocio B2B, mientras que puede suponer un aumento de un 20% hasta el 25% para las empresas de ecommerce.

    ¿Qué se puede poner a prueba? Los campos del formulario y su extensión, el tamaño del texto, el uso de imágenes o vídeos… Recuerda que a la hora de llegar a una landing page los usuarios deben enfocarse en el formulario, así que considera qué elementos pueden beneficiar a que se concentren en completarlo.

    Email marketing

    Lanzar campañas de email, como las newsletters, son las que ayudan a que tus clientes estén al tanto de las novedades de tu negocio, y de este modo continuar manteniendo su interés. Es por eso que datos como la tasa de apertura o el clickthrough pueden revelarte qué es lo que más ha llamado la atención a tus clientes. ¿Les ha impactado el asunto de tu email? ¿O quizás están más interesados en visitar tus enlaces por tu trabajo en la plantilla de tu newsletter? El test A/B es una práctica ideal para comprobar qué gusta más entre tus contactos.

    Publicidad de pago

    Pagar por lanzar anuncios en los motores de búsqueda es una táctica que preocupa a muchas empresas, y mayor es el reto de dar con la estrategia adecuada si pensamos en el espacio limitado de los anuncios. Es posible realizar test A/B con los anuncios de pago, con tal de comprobar qué título y descripción son los que consiguen llamar la atención de los usuarios. Afortunadamente, se puede cambiar la inversión en anuncios, para que puedas realizar tu experimento durante el tiempo que necesites sin tener que preocuparte por el dinero que inviertes durante el proceso de prueba.

    Separador
    ¿Cómo debe ser la anatomía de una web de servicios?
    Aprende cuáles son los elementos imprescindibles en un website ecommerce

    Contenido relacionado

    Separador

    Inbound Marketing, Lead Generation

    En qué puede ayudar Hubspot a mi empresa

    En qué puede ayudar Hubspot a una empresa? Atraer nuevos clientes, mejorar sus ventas, optimizar el ...

    Strategy

    ¿Qué es el método kaizen y cómo puede ayudar a tu pyme?

    El significado del método kaizen, un movimiento japonés para ser más productivos y orientar nuestros...
    FREE CONSULTATION