Pon en marcha tu plan de marketing tecnológico

¿Sabes cómo es la situación actual de mercado en el sector de la tecnología? ¿Te has parado a pensar cómo pueden consumir tus potenciales clientes tus productos y servicios? ¿Has definido ya tus objetivos para el nuevo periodo? ¿Tienes claras qué acciones son necesarias para cumplir estos objetivos?

Si has contestado negativamente a estas preguntas, o bien, no tienes claro la respuesta de alguna de ellas necesitas urgentemente una planificación. Ahora es el momento de poner en marcha tu plan de marketing.

¿Cómo te puede ayudar un plan de marketing?

La situación más común para la elaboración de un plan de marketing suele ser el inicio de año, cuando se marca un nuevo plan estratégico que implementar en el transcurso de los meses. Pero también puede ser de ayuda si se quiere lanzar un nuevo producto o servicio, o bien, acceder a un nuevo mercado.

En cualquiera de los casos, un plan de marketing marcará el camino que tu empresa de tecnología debe seguir. Independientemente de que sea una start-up o no, este plan es un informe que debes realizar para marcar objetivos, elegir los medios, determinar cuáles son tus recursos y justificar las tácticas en base a un presupuesto.

El plan de marketing será, entre otras cosas, muy útil para concretar cómo es la identidad de tu marca; para captar nuevos clientes y fidelizarlos; y para mejorar las ventas de tu empresa. Porque en un sector como el de tecnología, donde la competencia está creciendo cada día más, hay que estar preparado para afrontar los cambios. Y es por esto que se necesita realizar un documento detallado donde se recoja la información necesaria para anticiparse a ellos.

Este plan debe ser el resultado de una investigación a conciencia que ayude a tu equipo de marketing y a tu equipo comercial a cumplir con los objetivos. Porque al fin y al cabo, los objetivos son comunes y estos equipos deben comprometerse a alcanzarlos juntos. En definitiva, es una guía útil y estructurada a la que cualquier trabajador de tu empresa (aún más los nuevos) pueda acceder.

¿Cómo crear tu propio plan de marketing?

Todo plan de marketing, en especial para tu empresa tecnológica, debería contener los siguientes apartados:

1. Información de la empresa

La datos básicos de tu empresa deberían aparecer siempre en tu plan de marketing. Puede parecer obvio incluir esta información siempre, pero si utilizas una plantilla no tendrás que cambiar este apartado continuamente y es un referente cuando, por ejemplo, un nuevo trabajador debe ponerse al día rápidamente o si debes externalizar algún trabajo.

2. Análisis de la situación

La misión de tu empresa, tu propuesta de valor, tu mercado objetivo (para una campaña de marketing general o concreta), tus puntos fuertes y tus debilidades, tus principales competidores… Estos algunos de los ejemplos que debes tener en cuenta a la hora de analizar la situación actual en el mercado.

Piensa que este apartado es uno de los más importantes, ya que te ayudará a tener una visión general y objetiva de tu situación real respecto a tu competencia. Por eso siempre se aconseja realizar un análisis DAFO, un estudio de la situación de tu empresa o proyecto tecnológico para conocer tus Debilidades y Fortalezas (características internas) y tus Amenazas y Oportunidades (los factores externos).

Entonces, ¿qué debes tener en cuenta?

  • Información relacionada con datos económicos, políticos y culturales en tu sector que te permitan valorar cómo va a ser su evolución o cuál será la tendencia de consumo.
  • Información relacionada con la imagen de tu empresa, de tus productos o servicios, de tu posicionamiento en la red, de tu reputación, de la demanda de aquello que ofreces.
  • Información referente a tus competidores principales y tus competidores indirectos para valorar cómo posicionarte y diferenciar tus productos y/o servicios.
  • Información que te permita definir a tu público objetivo, características tanto sociodemográficas como psicosociales que te permitan saber cómo será su comportamiento (cuáles serán sus expectativas y motivaciones) a la hora de consumir aquello que tu empresa ofrece.

3. Determinación de objetivos

¿Conoces tus metas a medio y largo plazo en cada uno de tus canales? En este apartado debes establecer cuáles serán tus objetivos para este plan en base a los canales de comunicación que vayas a utilizar en la estrategia. Es fundamental que los objetivos que fijes sean realistas y medibles para poder analizar su evolución.

Para ello, piensa que los objetivos deben ser SMART:

  • Specific: específicos para cada canal y teniendo en cuenta qué se necesita conseguir.
  • Mesurable: medibles, para lo que tienes que incluir cantidades o porcentajes.
  • Achivable: alcanzables, por lo que tienen que ser realistas y basarse en datos previos.
  • Relevant: relevantes para el plan, no hay que invertir más recursos y tiempo necesarios.
  • Time-based: con una fecha establecida para evaluar la evolución e implementar cambios necesarios.

4. Elaboración de estrategias

Éste es el centro de todo plan de marketing. Las tácticas que seguirás y pondrás en marcha en cada uno de los canales deben estar definidas en tu plan de marketing. Unas estrategias que deben basarse en los objetivos que tu empresa pretende alcanzar.

Estas estrategias serán las que, según cada canal, te permitan ganar más tráfico, pero lo que es más importante, te permitan conseguir más conversiones con las que ganar potenciales clientes y ventas finales. En este caso, debes ir concretando más tus estrategias a medida que las acciones más generales se hayan realizado. Pero recuerda que todas las acciones deben ajustarse a tu presupuesto, por lo que se debe valorar qué canales son los principales, cuáles son secundarios.

A la hora de realizar las estrategias, deberás tener muy en cuenta a qué tipo de público se dirigen, ya que van a ser más o menos efectivas en base a las características de tu target. Puedes servirte en este caso de la segmentación, para enfocar tus esfuerzos a nichos concretos.

5. Establecimiento de presupuestos

En base a tu presupuesto y a la estrategias que has considerado que son necesarias para alcanzar tus objetivos, muchas veces deberás volver al paso anterior. Por esta razón, es importante definir qué canales son prioritarios y qué canales son más prescindibles. En algunas ocasiones, habrá que replantear incluso algunas estrategias y objetivos, de ahí que estos deban ser realistas y alcanzables.

6. Métodos de control

Es importante mantener un seguimiento del plan establecido, de lo contrario, de nada serviría. El control te permite saber en qué grado se está cumpliendo con los objetivos y cómo de efectivas son tus estrategias. Sin control ni análisis, no podrás detectar los fallos en tu plan, pero tampoco los éxitos.

Philip Kotler en su libro La dirección de marketing establece un fantástico gráfico que puede ser de gran ayuda a la hora de establecer un proceso de control

Proceso de control de Philip Kotler en su libro La dirección de marketing

En definitiva, para que una campaña sea efectiva, tienes que analizar la eficacia del contenido. Antes de comenzar el proceso de nuevo, asegúrate de que funciona bien. Sólo así tu empresa tecnológica podrá ir mejorando.

Consigue gratis tu plantilla para elaborar tu plan de marketing online